Economistas quieren evitar los monopolios de empresas de marihuana

Los economistas suelen considerar que la creación de monopolios es un problema, ya que producen muy poca cantidad de un producto y cobran demasiado por él, para así obtener ganancias sustanciales. Pero esto podría ser una buena noticia para la industria de la marihuana. Los márgenes de beneficio seguro significan que una empresa puede tener menos probabilidades de competir en precio, por cada consumidor potencial,  y que también sea mucho más propensa a cumplir con la ley.

Sin embargo, las personas involucradas con la ley de Washington tienen dos respuestas principales a este asunto. La primera es que las empresas con poder de mercado podrían salir de él  y hacer uso y abuso de sus amplios beneficios, con la influencia que ejercen en el poder político.

“La idea es evitar que el sector del comercio minorista se convierta a gran escala, ya que pueden terminar con la suficiente riqueza y el poder necesario para refinanciar a cualquier otra que trate de cumplir, ampliar o actualizar las normas de salud pública. La ley está centrada y diseñada para proteger la salud y seguridad del público”, afirma Roger Roffman, profesor y autor del libro de próxima aparición de la Universidad de Washington, “Nación de marihuana”.

En segundo lugar, las empresas consolidadas pueden ser una amenaza para la salud pública. “Si una empresa tiene poder de mercado, los beneficios que obtienen de la venta serán superiores a los costes de mercado, lo que significa que puedan tener hasta un departamento de marketing más grande”, dice el profesor de la UCLA en Políticas Públicas, Marcos Kleiman. “En el mundo real, el gasto aumentará su cuota de mercado mediante la creación de nuevos usuarios con problemas. Esto, combinado con los esfuerzos que rivalizan a las empresas de la industria del alcohol, en términos de evitar los impuestos,  nos pone frente a un gran problema”, completa.

Un tercer argumento viene de la Universidad de Chicago, de la mano del profesor de Economía, Glen Weyl . Él sostiene que “los jugadores a largo plazo, que tienen poder de mercado, tienen un incentivo para que las personas puedan resultar más adictas. Un monopolista, en particular, tiene un gran incentivo para hacer publicidad, pensando a largo plazo en mayor cantidad de adictos, ya que está seguro que cosechará todos los beneficios”. Y lo ejemplifica: “Si una empresa de la marihuana tiene monopolio, todas las ganancias financieras irán para allí. Quizá lo más conveniente es preparar un mercado con empresas más pequeñas, fragmentadas, y con mayor volumen de ventas, pues sería un control para esta dinámica”.

Anuncios

Acerca de marihuanainforma

Amante del cannabis.
Esta entrada fue publicada en Comercialización y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s