La legalización de la marihuana no es tan fácil

No todos los días sucede que un ex ejecutivo de Microsoft ofrece una conferencia de prensa para anunciar su nueva aventura en el apasionante y rentable mundo de la venta de drogas. Pero eso es exactamente lo que sucedió, cuando Jamen Shively, ex director de estrategia corporativa de Microsoft, anunció que quiere crear el equivalente de Starbucks en la industria de la marihuana, recién legalizada en el estado de Washington.

Todo esto sucede al mismo tiempo que la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas del Estado de Washington está tratando de ultimar las normas de la nueva industria de la marihuana legal. Y uno de los principales debates en este momento, entre los miembros de la junta, es la cantidad que deberían evitar o fomentar en el mercado, en el que unas muy pocas empresas dominan toda la industria.

Chris Marr, de la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas, argumentó: “¿Cómo se puede prevenir a un millonario Microsoft de tener esta idea y decidir dominar el mercado?”.

Para proporcionar algunos antecedentes, los votantes del estado de Washington aprobaron la “Iniciativa 502” el otoño pasado en una votación general. Por ella se daba paso a la creación de un mercado legal en todo el estado. A diferencia de Colorado, que ha pasado un proyecto de ley para ampliar su industria de la marihuana medicinal y ponerla al alcance de todos, Washington está liberando la marihuana bajo las regulaciones de la industria de bebidas alcohólicas.

Al igual que con el alcohol, la empresa de  marihuana se clasifica como productor, procesador o distribuidor. La primera cuestión, por lo tanto, es la agresividad estatal con los reguladores a efectos de comprobar el poder de mercado mediante los vendedores. A partir de ahora, si hay un exceso de demanda de licencias, que cuestan $ 1,000 cada una, estarán sujetas a sorteos. Las licencias no pueden ser negociadas en otro mercado y es posible que los reguladores limiten el número de licencias por titular.

La ley también exige la regulación de la seguridad y la salud pública. Al igual que con la industria del tabaco, los votantes no quieren que las empresas comercialicen y vendan marihuana entre usuarios menores de edad. Y los funcionarios de salud pública están preocupados por las empresas que venden para los llamados “consumidores problemáticos”.

Anuncios

Acerca de marihuanainforma

Amante del cannabis.
Esta entrada fue publicada en Comercialización y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s