La dualidad de la legislación sobre marihuana

Este cuento no tiene conclusión – o final feliz- ya que por ahora es un debate lleno de confusión. Enciende los ánimos, y todo el mundo tiene una opinión, sobre la que es conocida como la Ley de Uso Compasivo.

La Interestatal 5, en el norte de California es una remota carretera, tranquila, que conduce hacia el condado de Tehama y el condado de Shasta. Allí las industrias primarias son la forestal, la tala y cultivo de cannabis. Red Bluff y Redding son las principales ciudades de Tehama y Shasta, respectivamente. En estos pueblos se sientan la cabecera municipal, donde el drama se desarrolla.

En 1996, los californianos votaron la ley la Ley de Uso Compasivo, que permite el uso compasivo de cannabis con fines médicos. El dualismo en este relato se expone no sólo por la ubicación de estos dos condados, sino por el uso de cannabis. ¿Es un producto recreativo la cannabis ilegal o es realmente medicinal?

En realidad, nadie examinó la cuestión hasta que la Proposición 215, o la Ley de Uso Compasivo, que creó una distinción entre los dos usos. A primera vista, parecía una ley amigable. Una cara era que personas de buenas fe la utilizarían para curarse de dolencias o mitigar enfermedades. La otra cara de la ley era para aquellos que fuera de las condiciones médicas también la usarían para fines industriales (telas, cuerdas, aceites industriales) o para uso personal.

Los últimos descubrimientos científicos indican que el cannabis tiene usos médicos notables, como anti-inflamatorio, analgésico, y en estudios recientes, la posibilidad de que inhibe la angiogénesis (la desaceleración del crecimiento de células cancerosas).

Cerrar los ojos a esta realidad, mientras se disfruta de los frutos de una economía en auge , es una de las tantas evidencias del actual sistema. Como era de esperar, estos condados deben sentirse como el niño atrapado con las manos en la masa. Pues lo que sigue ahora es la confusión, la negación y la hipocresía. El crecimiento legítimo de la cannabis medicinal y las ventas. Estos son los desafíos de crecimiento de la industria del cannabis en su búsqueda para convertirse en un producto legítimo en el norte de California.

Esta es la parte de la historia y cuando existen prácticamente dos países. El Condado de Tehama rechaza la legítima idea de abrir dispensarios de cannabis medicinal. Después de más de un año de discusión y deliberación a través de varias sesiones de estudio y planificación de reuniones de las comisiones, la Junta de Supervisores del Condado de Tehama decidió adoptar una resolución para prohibir la zonificación para los dispensarios de cannabis medicinal.

El condado de Shasta, por otro lado, abordó el problema de frente y se perdió. Decidieron no sólo regular el uso de cannabis por motivos médicos, sino hacer un seguimiento de todo lo que se vende en su condado. Recientemente aprobaron una ordenanza que permita abrir dispensarios con cannabis medicinal.

La Ley de Uso Compasivo permite a los médicos determinar quién puede poseer cannabis, sin embargo, no indica con precisión la cantidad, dejando esta facultad a los médicos. Esto es un error: la Asociación Médica de California instruye a los médicos para no indicar una determinada cantidad de cannabis. Es que la medicina herbal es diferente a la medicina farmacéutica. Las plantas a menudo tienen menos toxicidad.

El gobierno federal también tendrá que decidir este asunto.

Anuncios

Acerca de marihuanainforma

Amante del cannabis.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s