Legisladores norteamericanos y despenalización

El congresista del Partido Demócrata, Barney Frank, respaldó la derogación de las leyes con el uso de la marihuana, en el Estado de Maine, durante la primera exposición Maine Medical Marijuana. Dijo, además, que las actuales leyes sobre la problemática son caras y se aplican de manera desigual. “Y deben derogarse”, explicó.

“Las personas que toman una decisión personal de fumar marihuana no deben ser objeto de enjuiciamiento”, amplió Barney Frank, al tiempo que señaló que el movimiento por la derogación ya tiene aliados en el ala liberal del Partido Republicano. “Este es un tipo de lucha que hace valer la pena. Se puede ganar”, pronosticó.

La expo Maine Medical Marijuana fue un reciente evento que se hizo en Fireside Inn, durante una jornada, y hasta donde llegaron vendedores que exhibieron los últimos adelantos en equipamiento para el cultivo de marihuana. La reunión fue abierta con las charlas de prominentes médicos prominentes, especializados, que discutieron acerca del uso terapéutico de la marihuana.

Maine es una administración que siempre ha estado a la vanguardia de sus vecinos. El estado ya aprobó el uso de marihuana medicinal en 1999, y en 2009 los votantes aprobaron la legalización de los dispensarios, dentro del sistema vigente para dar acceso a los pacientes de la droga.

El congresista Frank, a la que califican como “una figura poderosa del Congreso”, en temas bancarios y financieros, aprovechó el auditorio para también decir que celebraba la derogación de la prohibición federal, en el ejército, que impedía el acceso a gays y lesbianas allí. Realizó un paralelo con ambas leyes: “La misma evolución de las actitudes que ayudaron a conseguir que fuera derogada debería ayudar a poner fin a la prohibición de la marihuana”, dijo. Destacó que los más jóvenes son las personas más sensibles a estos cambios. Y arriesgó que “creo que dentro de 10 años vamos a ser capaces de reducir sustancialmente la criminalidad de la marihuana”.

La expo Maine Medical Marijuana Centro, así como su director , Charles Wynott, conforman un núcleo defensor del uso de la marihuana medicinal. Wynott hace 23 años es VIH positivo y desde ese tiempo ha utilizado la marihuana para aliviar las náuseas, para ayudarlo a comer y así mantener su energía. Su grupo es un centro de información, que ayuda a pacientes pobres a conseguir la licencia del estado y  acceder al tratamiento.

“Recibo llamadas todos los días de gente que dice, ‘Quiero ser un paciente, pero no puede permitirme ese lujo. Mucha gente quiere bajar las pastillas e estar más natural. El cannabis es una muy buena medicina curativa “, completó.

 

Anuncios

Acerca de marihuanainforma

Amante del cannabis.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s